Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad y la historia de la cultura en general, el cine y los mass media.
Blog Creado el 14/9/2013 con licencia de Creative Commons.

22/7/17

Mis tradiciones: El Nazareno (y IV): La madrugá linarense en vídeos e imágenes

Bendición del Nazareno en la Plaza de san Francisco junto a su iglesia en la clausura de su estación de penitencia


@AndresErCheca   La “Madrugá” linarense arranca a las tres de la madrugada del Viernes Santo, en la Plaza de San Francisco, donde no cabe un alfiler. Miles de personas se concentran en este punto emblemático de la ciudad para vivir, intensamente, la salida de una de las Cofradías de la Semana Santa más multitudinarias y populares. “El Nazareno” volvió a reunir al pueblo de Linares para bendecirlo hasta en tres ocasiones. A partir de las tres de la madrugada comienza a salir la Cruz de Guía y los primeros penitentes del cortejo procesional. Tras ellos, vendrá el paso de San Juan Evangelista. Tras él, suenan las marchas procesionales de la Agrupación Musical. 

   Su salida es en la "Madrugá" del Jueves Santo al Viernes Santo la cruz de guía sale a las 03:00 horas, San Juan sale a las 03:15 horas y Nuestra Señora del Mayor Dolor sale a las 03:30 horas y esperan a que las 04:00 horas salga Nuestro Padre Jesús Nazareno para que a las 04:10 imparta la bendición a toda Linares para después iniciar su desfile procesional. También imparte 2 veces más la bendición una es en Santa Margarita a las 11:00 horas de la mañana y la otra bendición es antes de encerrarse en su templo a las 13:45 horas.
 
   A las cuatro en punto, las puertas del templo franciscano de San Francisco de Asís volverán a abrirse para que salga a la plaza el majestuoso paso dorado de Nuestro Padre Jesús Nazareno, una imagen que recibió multitud de vítores por parte de los miles de linarenses allí concentrados. Con el tradicional toque de la marcha “Oración”, interpretada por la veterana Banda de Cabecera de la hermandad, Jesús Nazareno impartía su primera bendición del Viernes Santo bajo una lluvia de aplausos y el acompañamiento del ronco sonido de su tercio de trompeteros.


   Una vez formado el cortejo procesional tras el solemne acto de la bendición, Nuestro Padre Jesús Nazareno comienza su andadura por las calles linarenses bajo el acompañamiento musical de sus bandas de cabecera, del Cristo, San juan y de la Virgen. El hábito nazareno es: Caperuz morado y túnico morado con cordón dorado en el tercio del Nazareno. En los de san Juan competan el hábito un caperuz verde y capa blanca. En la Virgen portan caperuz morado, fajín blanco y capa blanca.

   El nombre completo de la banda de cabecera del Nazareno es: Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno y fue fundada en el año 1975. Tiene un trabajo discográfico titulado ALMA DE DIOS.  Sería D. Antonio García Cabrera quien impulsaría la idea de su creación, con la aprobación del entonces Hermano Mayor de la cofradía, D. Casto Tapias. La inclusión de dos cajas principales en su formación: D. Juan Valbuena y D. Tomás Arboledas, hizo que la percusión adquiera una importancia especial. Consecuencia de esto ello serían las innovaciones del golpe de aro (original de Tomás Arboledas como señal de introducción y comienzo del viento); las nuevas marchas de percusión a ritmo de contratiempos, contragolpes y respuestas / intercambios entre cajas, tambores, bombos, platos y timbales; y los trenes de percusión que ayudaban a encadenar y romper la sincronía de los ritmos de las marchas de percusión.


   El primer lugar donde ensayó la Banda fue en el desaparecido Cine España, tras un tiempo ahí el colectivo pasaría por la piscina de Benidorm, Fuente del Pisar, calle Cantina, polígono de los rubiales y actualmente en La Morada. El Pasacalles de la Banda es un de las citas obligadas de la Semana Santa. Al principio de componerse el colectivo la Plaza del Ayuntamiento era el lugar desde donde se arrancaba. Posteriormente y durante varias décadas, se pasaría a la calle Cantina, recorriendo Tinte, Sagunto hasta alcanzar la Plaza de San Francisco. La única variación en esta época fue la hora en la que se quedaba. En 2013 se cambia de lugar de ensayo (La Morada) y de salida en pasacalles (Plaza de Toros).

   El desfile de la Banda constituye en sí un atractivo especial: desde el pasacalles que se inicia a las dos de la madrugada, los encuentros con los Trompeteros, dedicatorias emotivas a otras imágenes o compañeros de otras bandas, hasta la última marcha encerrando al Nazareno. Más de cien marchas (Bohemian Rhapsody; Cirineo; España llora; Himno de la Alegría; Inch Allah; La China; Los Chicos del Coro; Marcha Eslava; No te olvido; Noches de Blanco Satén; Príncipe Igor; Rey de Reyes; Santo Entierro; …) se han adaptado en todos estos años de presencia, en donde algunas de ellas se han convertido ya en auténticas señas de identidad de la Banda: el Toque de Oración; la Marcha Triunfal de Aida; el Último Mohicano; Going Home; El Príncipe de Egipto; la Overtura de Tannhaüser; Benedictus; etc.


   Respecto a los trompeteros del Nazareno, el colectivo está formado por un grupo de hermanos de esta Cofradía, todos bajo un mando único denominado cabo del tercio de trompeteros, que dentro de las normas de la cofradía, sienten una especial valoración y vocación por mantener y preservar las tradiciones de la Cofradía, así como la advocación de las  Sagradas Imágenes y mantener en el tiempo el toque de trompeta, tan característico de la cofradía. La constitución del tercio de trompeteros, a día de hoy, es desconocida en los tiempos con fecha exacta, si bien, se da por correcta la datación de la constitución del tercio de trompeteros, aunque no fuese con este nombre, casi desde los mismos inicios de la Cofradía, que allá por el siglo XVI (1.552), era conocida con el nombre de Las Cruces de Santa Elena, según datos históricos que obran en poder de la Cofradía. Siendo conocido con mayor notoriedad en el reinado de Carlos III, cuando Don Pablo de Olavíde siendo éste  alférez de nuestra Cofradía y Vizconde de Begíjar, escribió los Calvarios, unas coplas que se interpretaban en tiempos de Cuaresma con mayor ímpetu en las conocidas siete esquinas y por las calles de Linares, como anuncio de la Semana Santa y se representaba en la madrugada del Viernes Santo el antiquísimo Pregón de los Nazarenos, haciendo presencia en ambas ocasiones el tercio de trompeteros.


   San Juan abre paso a la llegada del Nazareno en el cortejo procesional. Es el único paso de la Cofradía llevado por costaleras.


   ´La chiquillería`no puede faltar en un desfile que se precie como símbolo del futuro de la Cofradía y la Semana Santa de la ciudad.

 
   Aparece el estandarte que anuncia el paso del tercio de penitentes que acompañan a la imagen que tanta devoción provoca y anuncia que en breve pasará frente al pueblo que asiste a disfrutar del desfile procesional del Nazareno.


Y llega el paso del Nazareno. Emoción, lágrimas, gritos, vivas, saetas, promesas, rezos y la exaltación religiosa de las personas que asisten a ver el desfile llenan las calles de Linares.


   La Hermandad desde siempre ha contado con un grupo de Romanos conocidos como “ Los Armaos”, que procesionaban junto a sus titulares. La Agrupación de Cofradías también contaban con un grupo similar que vestían igual que Los Armaos del Nazareno, estos segundos eran requeridos por todas las Hermandades de la Ciudad para que procesionaran en sus filas, eran los conocidos como Los Armaos Coloraos y Amarillos. Los Armaos iban escoltando a los titulares de la Hermandad durante toda la procesión, cabe destacar un acto que los Armaos realizaban a su imagen titular a  María Stma Del Mayor Dolor, conocida popularmente como “ La Niña”, en la cual estos con sus lanzas cortaban el paso a María Stma,  este cruce de lanza se repetían tres veces hasta dejar pasar a su titular. Los Armaos desaparecieron, tanto los que formaban parte de la Hermandad, como los de la Agrupación de Cofradías .


   Eran muchas la personas que añoraban la presencia de esta formación tanto en el seno de la Hermandad, como en la misma Agrupación de Cofradías de Linares, pero hasta el año 2008, no hubo una idea fuerte y solida que apostase por volver a reorganizar a este grupo de Armaos. En la Hermandad, siempre han salido tres insignias Romanas, que los Armaos solían llevar en la procesión, y que en la actualidad se procesionan. Son numerosas las fotos de los Armaos que están en la casa de Hermandad, y eso genero una necesidad de volver a formar a este grupo. El verano de 2008 se forma una nueva Junta de Gobierno. La terna junto a toda su junta de gobierno acuerdan reorganizar  a los Armaos, para esta tarea acuerdan que el encargado de dar forma a esta nueva  reorganización sea D. Antonio Fernández Santiago, también miembro de la Junta de Gobierno, teniendo como cargo Formación. Lo primero que se hizo fue cambiar el nombre y se opto por “Centuria Romana Nazarena”, que es como se llama en la actualidad.

   Fueron muchos los contactos a Hermandades  de nuestra geografía, para que les dieran apoyo en lo referente al organigrama, y de todas ellas, obtuvieron una respuesta, lo cual les dejó un poco atónitos, de los “Armaos de la Macarena”. Dicho colectivo nos abrieron sus puertas para conocer de primera mano como es su día a día en la Hermandad, la cual nos fue de una gran ayuda. Los inicios fueron duros, ya que el grupo comenzó sólo con 8 Armaos, días de reuniones, ideas y sobre todo había que volver a confeccionar una vestimenta, se partia desde cero. La Junta de Gobierno encargo cascos, corazas y lanzas en los Talleres Orovio de la torre, plumas de Avestruz Blancas de Sevilla, Zapatos de Alcoy, y por supuesto Túnica Granate que el taller de  Costura de la Hermandad confecciono. Pero al fin llega la madrugá del 2009, y con ello el pueblo de Linares vuelven a ver de nuevo y tras  una larga ausencia, a los Armaos del Nazareno. Nervios, incertidumbre, pero el pueblo de Linares acogió de una manera excepcional de nuevo a los Armaos. En la actualidad son 15 Armaos y pese a la corta andadura que aun tiene la Centuria Romana Nazarena, podemos contar con tres Capitanes que han velado por la continuidad del grupo.


   Cierra este cortejo procesional el paso de palio de María Santísima del Mayor Dolor. Los sones de la banda acompañan musicalmente a la Virgen hasta la Plaza de San Francisco, y en ese lugar, tras la tercera y última bendición del Nazareno, la Banda de Cabecera toma el relevo y lleva a la Dolorosa hasta su casa de hermandad.